Verano 2013 y otras tonteridas

Bueno, creo que ya está bien de estas mega vacaciones que me he tomado de gratis, así que voy a hacer un "pequeño" (intentaré que sea pequeño) sum up - o resumen - de lo que he hecho desde julio hasta hoy.

¿Empezamos?
[Mi plantilla es tonta y fea no muestra los "leer más". Tenéis que darle al título de la entrada o bien al enlace de comentarios para que se muestre completa. Disculpad los problemis técnicos D:]

Julio fue un mes caluroso y de agonía para mi. Si alguien se acuerda, estaba pendiente de que me llamaran a trabajar para una escuela de verano. Finalmente, me llamaron. He de reconocer que me quejo por vicio, la verdad, podría ser un trabajo mucho peor o, no tener trabajo, pero aún con todas las quejas me alegro de haber trabajado este mes de julio porque me lo he pasado muy bien con los niños y con mis compis monitores :D
La primera quincena fue muy bien. Me tocaron los niños de cuatro años. Esa edad en la que empiezan a ser independientes y se creen super mayores, pero necesitan tu ayuda para todo, más monos que ná. Tenía 17 niños, imaginaos los días de piscina o juegos de agua que, menos dos o tres, tenía que secarlos, vestirlos y ordenarles la bolsa. Una fiesta.
Durante este mes, se ve que el karma o los planetas se alinearon, a saber, ya que me surgió una oportunidad de trabajo que parecía de esas que son demasiado buenas para ser verdad. Siendo sincera, no iba a ir a la entrevista; el sitio me pilla a una media hora de coche de mi casa pero gracias a que mi novio me insistió, que total, no tenía nada que perder, decidí ir. Creo que ha sido una de las mejores cosas que he podido hacer. Fui a la entrevista - el trabajo es para dar clases de gimnasia en una escuela de baile - y la chica es lo mejor, fue todo informal e improvisado y estuvimos hablando casi 3 horas, al principio del trabajo, luego de tonterías.
Vamos que estoy encantada. Aún no he empezado a trabajar, pero tengo super buenas vibraciones, a ver si no me equivoco :D
La segunda quincena del mes fue menos bonita. Algunos niños se fueron, llegaron otros nuevos, pero los que se quedaban para todo el mes, ya empezaban a quejarse por el cansancio, a no querer venir, a llorar...en fin, nada que yo pudiera evitar, pero eso también hacía mella en mí, así que os imagináis como fue la última semana de "bonita".
Si a los berreos matutinos de los niños, se le suma la incompetencia de mis jefes y el pésimo trato a sus trabajadores, ya tenemos el cocktail perfecto de desesperación. Diría que los últimos diez días fueron vitales para decidir que no quería volver a trabajar con esta empresa nunca.
También ocurrió algo que hacía más de un año que no pasaba, y es que me volví a juntar con mis compañeras de gimnasia. Hacía mucho que no podíamos juntarnos todas, más que nada, porque tenemos dos al otro lado del charco: una está en Canadá, en la Escuela Nacional de Circo, y la otra está en Argentina con su novio (¡al cual por fin he podido conocer!)Y me hizo mucha mucha ilusión poder volver a verlas a todas (y presentarles a mi novio, que aún no lo conocían ^^)
Por cierto, durante este mes, me matriculé para hacer el grado medio de Laboratorio de Imagen :D


Agosto se presentaba sustancialmente más interesante. Más que nada, porque el día 1 de madrugada partíamos de camino a Valencia, para coger un vuelo con destino ROMA.
Llegamos al aeropuerto de Ciampino pasadas las 2'30. Y allí nos quedamos esperando a que nos recogieran. Estuvimos cerca de 45 minutos allí solos, en un aeropuerto perdido en las afueras de Roma, sin sitio donde comer y con un calor insoportable. Al final, nuestra querida delegación italiana apareció triunfante con una banderita de España para recogernos. Fue divertido la verdad.
Como estábamos muertos de hambre, nos metimos al único sitio dentro del aeropuerto que hay para comer (donde a mi personalmente me sablaron 5€ por un bocata ridículo de jamón, mozzarella y rúcula) y nuestros queridos italianos, sin vergüenza ninguna, se sacaron allí en el bar un paquete de mortadela italiana (y cuando digo paquete digo el paquete ese que hay en las carnicerías y lo hacen lonchas con la máquina XD), el pan y las cervezas de la nevera que llevaban y a comer todos juntos. Ese fue el comienzo de nuestra relación con la mortadela italiana - que llevaba pistachos - relación que duró 2 días, hasta que se acabó el taco.

Allí esperamos a que llegaran los lituanos, que llegaban a las 4 y pico al mismo aeropuerto. Cuando llegaron nos montamos en el bus y partimos de camino a Sassinoro, el pueblecito que sería nuestra casa durante los próximos 13 días.
Quiero hacer una entrada sólo para contaros lo que hicimos, porque quitando unas cuantas cosas, nos lo pasamos genial, la verdad. Era mi primer intercambio de este tipo y me llevo un recuerdo muy grato. Y el pueblo era súper pequeño, pero tenía un encanto muy especial.
Puedo resaltar que visitamos Nápoles (pude quitarme el recuerdo tan horrible que tenía de esta ciudad por mi viaje de estudios), Benevento, las ruinas de Atilia, tuvimos mucha fiesta, conocimos un montón de gente, visitamos un viñedo con cata de vino incluída ah, y lo mejor, el último día, cuando hacíamos tiempo para el vuelo (teníamos 8 laaargas horas de espera hasta el vuelo), cogimos las maletas y nos fuimos al centro de Roma, como campeones y, arrastrando maletas, vimos el Coliseo, el Ministerio de Cultura y Herencia, la Fontana di Trevi y Plaza España y para el aeropuerto otra vez. Todo eso en dos horas y media, a 40º y con maletas de 15 kg por calles empedradas. Un espéctaculo. Pero nos lo pasamos genial (y sudamos como cerdos XD)


Por lo demás, el resto de agosto ha sido tranquilo - y algo aburrido.
Como mi señor novio tiene exámenes de septiembre (desde aquí le mando ánimo, por si se le ocurre entrar a leer :P) hemos tenido que recortar la actividad, pero vamos. Hemos ido de vez en cuando a la piscina y un par de veces a la playa, así que yo me doy por satisfecha.
Bueno, decir que mi móvil, mi preciado y querido Samsung Galaxy S1 murió, y llevo desde finales de julio con un Nokia N86 que funciona a pedales y se apaga y se enciende según le place.
Hace poco bajaron de precio el Nexus 4, y me he comprado el de 16GB. Ayer salió de viaje, así que el lunes tengo POR FIN mi ansiado móvil. Me siento en la prehistoria tecnológica XD
Lo peor es que no puedo encender el S1 y no sé si voy a poder recuperar todas las fotos que tenía ;__;

Y eso ha sido, en resumen, mi vida estos dos meses.
Durante este tiempo ni he comprado ni apenas usado maquillaje, la verdad. Con el calor, la pereza me puede, además de que mi piel se ha portado súper bien este verano.
Lo que sí que me he comprado es algo de ropa rebajil total que ya os iré enseñando.

Y, para terminar, os dejo con uno de los vídeos que más me ha hecho reír este verano. Imagino que sabréis la que lió Miley Cyrus en los VMAs con su super actuación llena de osos de peluche y con demasiado twerking junto a Robin Thicke. No sé si seguís Breaking Bad, pero esta escena del episodio 11 le va que ni pintada, como bien podéis ver.


Nada más, perdón por el tocho post horrible, no era mi intención, la verdad.

¡Un saludete! :3

2 comentarios :

  1. jajajajaja me descojono con el video!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sip, es de los mejores montajes que han hecho con esa ecena :P

      Eliminar